Viveros La Herrizia

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE SEMBRAR EN PRIMAVERA

A continuación presentamos algunas consideraciones a tener en cuenta si pretendemos sembrar en primavera, esto es, en plena actividad vegetativa de la planta.

En esta época se puede realizar la siembra sin ningún problema siempre y cuando tengamos en cuenta algunos puntos a favor y otros en contra, para de esta forma, aprovechar los primeros y evitar los segundos.

Para empezar, indicar que debemos obtener la planta en maceta o contenedor y disponer de riego. Si no disponemos de la posibilidad de regar es mejor dejar la siembra para otoño o durante el invierno que, en lo referente al riego, estaremos al menos unos meses tranquilos ya que las necesidades hídricas de la planta cuando se encuentra en parada vegetativa son mínimas.

En cuanto a las ventajas señalar que la siembra de primavera suele realizarse con plantas más jóvenes y de menor porte. Esto, al contrario de lo que muchos creen, resulta muy ventajoso ya que la planta joven y de porte contenido suele adaptarse mucho mejor al trasplante.

Es bastante frecuente que plantaciones realizadas en primavera con este tipo de plantas, al finalizar el primer ciclo vegetativo tras la siembra, presenten mayor desarrollo que otras realizadas el otoño anterior con plantas en principio más grandes. Esto es debido a varios factores, algunos relacionados con las características propias de las plantas empleadas, ya que al ser de menor porte, la relación entre sistema radicular y parte aérea es favorable para la raíz, por lo que las plantas sufren menos estrés tras el trasplante. Por otro lado, al tratarse de plantas más jóvenes el cepellón de raíces, aunque compacto, suele estar mejor formado, menos saturado y más fasciculado, siendo esto último muy beneficioso a la hora de captar agua y nutrientes.

Otro motivo de suma importancia para optar por esta siembra es que, al estar la planta con las hojas de la primera brotación de primavera, contamos con un excelente indicador del estado fitosanitario de la planta, siendo mucho más difícil durante el otoño- invierno reconocer a golpe de vista este rasgo.

Entre los puntos en contra podemos citar que el transporte de la planta en primavera es más delicado, siendo conveniente realizar la siembra en el menor tiempo posible por lo que debemos contar con todos los preparativos al día y, si es posible, el sistema de riego en condiciones de funcionamiento inmediato. También resulta conveniente reservar la planta con cierta antelación a fin de contar en el vivero con un tiempo adecuado para iniciar el proceso de adaptación de las condiciones controladas del vivero a las del campo.

En resumen, si hacemos las cosas bien, la siembra de primavera puede presentar más ventajas que inconvenientes convirtiéndose ésta en una opción muy interesante para quienes cuenten con la posibilidad de regar de forma adecuada.

 

Comparte estos artículos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Abrir chat
¿Hola, necesitas ayuda?
Asistente_chat
Hola!! ¿en qué podemos ayudarte?